ElsitioPorcino.com - Avicultura, Salud Aviar, Bienestar, Enfermedades, Noticias Avícolas, Artículos, Fotos Avícolas

Artículos

Cero ZnO: ¿Por qué debemos reemplazar el óxido de zinc en la lucha contra la diarrea después del destete?

28 noviembre 2019

EW Nutrition

Por F. Barbosa, R. Pedrazuela y S. Mazili

Los lechones experimentan un estrés significativo cuando son destetados de la cerda y cambian de dieta drásticamente, haciéndolos susceptibles a trastornos gastrointestinales. Principalmente durante las primeras dos semanas después del destete, es probable que sufran de diarrea post destete (DPD). La DPD es un problema importante para los productores de cerdos en todo el mundo: provoca deshidratación severa, retraso en el crecimiento y tasas de mortalidad de hasta 20-30%. El tratamiento y los costos laborales adicionales reducen aún más la rentabilidad de la granja.

Óxido de zinc: una herramienta efectiva pero problemática

Desde principios de la década de 1990, el óxido de zinc (ZnO) se ha utilizado para controlar la diarrea posterior al destete y promover el crecimiento en lechones, principalmente a dosis farmacológicas de 2500 a 3000ppm. Su modo de acción no se conoce completamente, aunque puede jugar un papel importante en procesos metabólicos e inmunes, alteración de la microbiota o en el metabolismo post absorción. Lo que está claro es que el uso de ZnO en la producción porcina Europea ha aumentado considerablemente desde que la UE prohibió el uso de promotores de crecimiento de antibióticos como la colistina en el 2006 para frenar el desarrollo de resistencia a los antimicrobianos.

Los cerdos necesitan el zinc de manera fisiológica y las dietas modernas incluyen suplementos de zinc para suplir las necesidades de los mismos. Sin embargo, el óxido de zinc es un metal pesado: demasiado zinc es tóxico para el animal, por lo tanto, su fisiología asegura que se excreta una ingesta excesiva de zinc. La biodisponibilidad y absorción de zinc del óxido de zinc es particularmente baja, por lo que la mayor parte del zinc que se le da a los lechones se acumula en el estiércol y desde allí contamina los suelos y las aguas subterráneas.

Prohibición de la UE: ZnO se eliminará en el año 2022

El impacto medioambiental causado por la contaminación por zinc es la razón principal por la que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) concluyó en el 2017, que los beneficios de prevenir la diarrea en los cerdos no superan los riesgos de ZnO. Para junio del 2022, todos los estados miembros de la UE deberán retirar las autorizaciones de comercialización de medicamentos veterinarios que contengan óxido de zinc.

En su decisión, el Comité de Medicamentos de Uso Veterinario de la EMA también señala el riesgo de que el uso de óxido de zinc pueda promover el desarrollo de resistencia a los antimicrobianos. Se ha demostrado que altas dosis de suplementos de zinc aumentan la proporción de E. coli y Salmonella multirresistentes.

Además, diferentes estudios demuestran que el zinc excesivo puede acumularse en el hígado, el páncreas y el suero sanguíneo, y que reduce permanentemente la población de lactobacilos de la flora intestinal. ¿Con qué consecuencias para el rendimiento en la fase de engorde? Hay muchas razones por las cuales deshacerse del óxido de zinc, pero, por supuesto, solo si existen estrategias de reemplazo efectivas para controlar la DPD y aumentar el rendimiento de los lechones.

Hacia cero ZnO: los aditivos alimentarios inteligentes optimizan la salud intestinal

La búsqueda de alternativas de ZnO nos lleva de vuelta al inicio, el tracto gastrointestinal de los lechones desafiados. La diarrea post destete es una consecuencia de la disbiosis intestinal, que a su vez es inducida por los cambios alimentarios, sociales y ambientales durante el destete. Por lo tanto, el control de la DPD comienza con el manejo de estos factores estresantes, lo que incluye garantizar una ingesta suficiente de calostro, cambios graduales de alimentación y una higiene de las instalaciones. Las dietas en la fase del destete necesitan un equilibrio perfecto de la salud intestinal. Los aditivos inteligentes para el pienso pueden:

• disminuir el nivel de pH intestinal,
• fortalecer la integridad de la pared intestinal,
• minimizar el crecimiento microbiano patógeno e
• inducir una modulación positiva de la microflora del microbioma.

Una combinación sinérgica de fitomoléculas, ácidos grasos de cadena media, prebióticos y taninos logra estos objetivos de manera eficaz y rentable. Gracias a sus propiedades antimicrobianas, antiinflamatorias y digestivas, estos ingredientes naturales estabilizan la flora intestinal de los lechones, aumentan su ingesta de alimento y los preparan para un rendimiento de crecimiento y salud fuerte y sostenible.

Compártelo

Vitrina de la Industria

Patrocinadores

Socios


No se pierda...

Señales Porcinas: Observa, Piensa, Actúa - 5m Books